El poder de la educación para transformar nuestra región

El poder de la educación para transformar nuestra región

En nuestro país, el maestro vive diferentes realidades, a lo largo y ancho de nuestra extensa y variada geografía y la función que cumplen es prácticamente anónima y no deja de ser sumamente valiosa, ya que tiene la importante misión de sembrar la semilla del conocimiento entre sus discípulos. Creemos que la escuela y la educación en nuestro país tienen todavía un largo papel que cumplir. Su potencialidad como elementos que concurren a la construcción de la nacionalidad, aún no está agotada. Ello significa la necesidad de desarrollar una educación y una escuela alternativas que puedan darse como parte del proceso de construcción de un Proyecto histórico nacional verdaderamente democrático en nuestro país.
El reto se dimensiona por que educar para el cambio implica un trabajo esmerado para educar en post de una cultura por la identidad lo constituye en una ardua tarea desde las escuelas. Sin embargo, surge la interrogante ¿Cómo lograremos la identidad cultural frente al avasallamiento de los medios masivos de comunicación? La tarea histórica consistirá en construir, un proceso de “reoriginalización cultural”: la creación de una nueva cultura que nazca de nuestra propia realidad, una cultura propia, soberana y autónoma y no una que asuma mecánicamente todo lo que viene de fuera. Esto significa que el problema fundamental de países como el nuestro sigue siendo el problema nacional, en nuestro caso, cómo construir la nación peruana. Se hace necesario educar para el nacimiento de una cultura que rescate los valores esenciales de la piuranidad, inmersa en principios de la peruanidad destacando las virtudes de tenacidad y entrega propias del pueblo peruano las cuales se han testimoniado a lo largo de la historia, revalorar el compromiso de Bolognesi, la fuerza de José Gabriel Condorcanqui, la valentía de Micaela Bastida, la fe de Rosa y Martin primeros santos peruanos, el ingenio de los talleanes y vicus que dominaron la geografía de nuestro vasto territorio.
Maestros asumamos un compromiso auténtico de cambio, por una educación para la identidad.
Tenemos que lograr la fundación de colegios inteligentes, que tomen en cuenta que el mundo se deshumaniza paso a paso. Nos hemos convertido en una sociedad tecnificada y compleja, orientada al éxito profesional y al retorno económico, en la que la educación se ve como un medio y no como un fin. Los sistemas educativos tratan de mantener la máquina en funcionamiento y para eso se requieren perfiles cada vez más técnicos, más especializados. Nuestros planes de estudio tienen en la actualidad, una vocación práctica y las humanidades quedan así en fuera de juego. Ante esta situación surge la siguiente interrogante ¿Qué estamos haciendo las escuelas para revertir esta realidad?
La respuesta es única, revalorar la importancia del humanismo, desde las escuelas lo que nos permitirá educar con sentido crítico adecuado, erradicando así, con la nula capacidad que se puede tener al momento de hacer una elección política, que nos permita juzgar las culturas o enfrentarnos a las corrientes ideológicas que atentan contra la verdad del hombre y del mundo.
Los maestros debemos comprometernos a brindar una cultura que se traduzca en altos valores morales con un profundo compromiso con el proyecto ciudadano que aspiramos construir para el anhelado cambio en nuestra sociedad.
Necesitamos de autenticos maestros con la suficiente capacidad de afrontar los cambios que necesita la educación en nuestro país, y en especial en nuestra región. Maestros que tengan la oportunidad de , espacio geográfico que cuenta con una variedad de oportunidades las cuales se pueden constituir en una alianza con la tarea formativa, educando para el empleo mejorando la formación técnica en las EBAs, CETPROs e Institutos Superiores, ofertando carreras que respondan a la demanda de las empresas de nuestra región.
Implementación de talleres familiares industriales productivos, donde se brinde capacitaciones de conocimientos 100% prácticos, talleres 100% artesanales, manual, practico, sostenible.
Al culminar el periodo de entrenamiento, el capacitado debe montar su propio taller en casa que le permita generar trabajo para él y mínimo cuatro integrantes de su familia o vecinos.

Preservar la identidad cultural.
En el devenir de los pueblos, la cultura, es un proceso de transformación social presente desde tiempos históricos, visto como manifestación que identifica una sociedad y su correspondiente comunicación entre el hombre y su entorno. Por otra parte, permite un acercamiento con nosotros mismos para reconocernos y saber cuál es nuestro origen, es decir, quiénes somos. Es esta una acertada definición de cultura a tener muy presente y desde la cual varios sectores de nuestra sociedad deberíamos trabajar en bien del progreso de nuestra región y de este modo contribuir en el cambio profundo que debe tener las estructuras que edifican nuestro país.
En la sociedad moderna, se puede observar como el hombre poco a poco se ha ido deshumanizando cambiando a la sociedad en un medio de consumo mercantilista donde la moral de cada individuo ha quedado atrás.
Aun así, no es que las tecnologías tengan perspectiva positiva o negativa, el hecho ocurre cuando no se la da el debido uso, es decir, cuando lo tecnológico no es utilizado como medio eficaz para transformar y resolver situaciones inmediatas o futuras, sino que se convierten en mecanismos que revolucionan una sociedad y la condiciona a una situación artificial, es allí donde nace un llamado al cambio de conciencia y perdida de los valores culturales. Por ello es de suma urgencia la inmersión en el paisaje, la cercanía a lo natural, la familiaridad minuciosa con los pormenores del medio ambiente, el entretejimiento finamente hilado de lo humanamente creado y lo creado por Dios.
Insistimos desde esta línea en trabajar por la inserción de patrones culturales desde las familias y escuelas, formando para el reconocimiento y la interpretación del entorno social remitiéndonos al campo de la cultura.
Somos conscientes que la verdadera esencia está en la naturaleza misma, que no es lo mismo leer un libro sentado bajo el cobijo de un árbol que leer un libro digitalizado, esto quiere decir, que muchas veces olvidamos que la idiosincrasia de un pueblo se construye desde la sensibilidad del hombre y no en las cosas superfluas y vacías de la vida.

EDUCANDO PARA EL EMPLEO: Mejorar la formación técnica en las EBAs, CETPROs e Institutos Superiores, ofertando carreras que respondan a la demanda de las empresas de nuestra región.

Implementación de talleres familiares industriales productivos, donde se brinde capacitaciones de conocimientos 100% prácticos, talleres 100% artesanales, manual, practico, sostenible.

Al culminar el periodo de entrenamiento, el capacitado debe montar su propio taller en casa que le permita generar trabajo para él y mínimo cuatro integrantes de su familia o vecinos.

COLEGIOS INTELIGENTES: Implementar 100  aulas digitales por año, donde los estudiantes puedan realizar investigación y ampliar sus conocimientos a través del uso del internet.
COLEGIOS DIGNOS: Dotaremos a las IIEE de mejores condiciones de salubridad, mejorando los servicios higiénicos, dotando de agua y desagüe o pozos sépticos a todos los colegios.
PAGO DEUDA SOCIAL YA: Pagaremos la deuda del 30% por preparación de clases.
MEJORES MAESTROS, MEJORES ALUMNOS: Programas de capacitación y acompañamiento a directivos y docentes. Becas, pasantías y reconocimientos sociales, académicos y pecuniarios a los docentes
Compartir
  • 227
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    227
    Shares